Visitas a mi mundo

miércoles, septiembre 27, 2017

Ruido

Ruido fuerte, ensordecedor.
Perfora las orejas, la piel, los sentidos.
Un ruido tan fuerte que te posee y ya no te suelta.

En las calles se dibujan algunas sonrisas tristes,
frustraciones y una bilis tan amarga
que hace caer a las flores con tan solo tocarla.

El amigo, ese vecino de siempre,
el compañero de trabajo, el señor que pasea al perro.
Ya nadie se mira igual. Ya nada se siente lo mismo.

Ese frágil equilibrio que resultaa tan tedioso, a veces,
y tan necesario, se ha roto
en tantos añicos que ya no se pueden recomponer las piezas.

Esa convivencia cargada llena de reproches
que nos mantenía a flote se ha esfumado
y desvanecido en el horizonte
mientras las mentiras, el odio, la crispación y la rabia
se apoderan de las calles, de las tertúlias,
de los portales y de los corazones de tantos.

El ruido a veces es más fiero que mil balas
y más peligroso, sobre todo cuando no se sabe cómo silenciarlo.

miércoles, julio 12, 2017

Grita

Cuando estés cansada,
cuando tengas miedo,
cuando sientas rabia,
cuando quieras silencio.

Cuando nada funcione,
cuando todo gire demasiado rápido,
cuando la vida te abrume,
cuando cerrar los ojos no baste para olvidar.

Cuando quieras vida,
cuando rechaces la muerte,
cuando no puedas seguir adelante,
cuando te dé miedo mirar atrás.

Cuando oigas las ausencias,
cuando notes las distancias,
cuando eches de menos las presencias,
cuando ya no quieras hablar.

Grita.
Grita y olvida que las voces oídas
suelen ser las que no tienen nada que decir,
nada que aportar, nada que callar.

Grita,

por todas esas cosas que no gritaste en su momento.

jueves, marzo 09, 2017

Baile de voces y letras

letras, letras, letras
y palabras, muchas palabras
pienso si una coma significa algo
en cómo interpretar esa frase
en reescribir textos ferragosos

paso el día resolviendo entuertos
interpretando la voz de otros
interpretando pensamientos
experiencias, creencias e ideales

como si yo tuviera la verdad absoluta
como si los demás fueran títeres a mi antojo

y yo, que disfruto de ese baile de voces,
pienso que a veces se me da mejor
dar sentido a las florituras de los demás
que a las dudas y miedos que sirgen de mí misma

miércoles, septiembre 23, 2015

Typing away

My fingers type and type words away,
like imperturbable little soldiers
that build their empire on a sheet of white paper,
the cursor blinking away only inches from me.

My fingers type away the anger, the fear, the loss;
I fill pages with words and letters, and sobs and thoughts
that lead me to a a world far away from a sad reality.

My fingers become space shuttles that make me leave
this atmosphere loaded with a thick air
that cuts my breath,
that fades my will,
that takes my world as I know away.

I trust these fingers, which feed me, which hold me
and, most of all, which keep on typing away
the injustices and errors of this sick mad empty world.

viernes, mayo 15, 2015

Fuimos una fuente

Fuimos una fuente que se secó.

Al principio, bebíamos mucho,
pensando que ese agua sería eterna.
Que no importaba cuánto bebiéramos cada día,
porque el manantial siempre surtiría nueva agua pura.

Poco a poco, fuimos bebiendo más y más,
manchando cada día el agua que brotaba,
sin importarnos que ya no fuera tan pura,
tan cristalina, tan virgen.

Fuimos dando por hecho que ese agua siempre estaría ahí.
Dejamos de mimar a la fuente,
de dar gracias por ese regalo inesperado.

Un día, empecé a ir yo sola,
tú a otros ratos.
Sin darnos cuenta,
evitábamos pasar demasiado tiempo juntos en la fuente.
El sabor varió, se me antojó más amargo,
pero nunca te gustó oírlo.
Dejé de darle importancia,
pensé que el agua volvería a lo de antes algún día.

No nos dimos cuenta de que,
cada segundo, ese agua buscaba otros derroteros,
otras fuentes que alimentar que,
quizás,
estaban a punto para dar de beber a otros sedientos
más convencidos, más empeñados, con más ilusión.

Y, un día, cuando fui a beber cuando más lo necesitaba,
me encontré con la última gota
que me avisaba de que debía buscar el agua en otro sitio.

lunes, marzo 30, 2015

Todo el mundo

Todo el mundo nos dice qué pensar
cómo sentir
cuándo hablar
dónde estar
con quién reír.

Todo el mundo cuenta historias para no dormir
miente rutinas del día a día
fantasea tardes de algodón y menta
sonríe noches de verano y tormenta
navega caminos de tinta y remolinos.

Todo el mundo teme a sus sombras
cuando son notas in crescendo de una melodía inacabada.

No saben a dónde les lleva
ni qué les arrastra
ni cómo llegar
ni dónde apearse apenas un segundo
ni quién les espera al otro lado.

Todo el mundo fantasea con perderse,
pero todo el mundo está tan asustado a no saber regresar,
que NADIE es el único que se atreve a soltarse de la mano.

La lástima es que el camino no lo escriben las ausencias,
y las presencias están demasiado ocupadas fingiendo vivir
como para lanzarse a la aventura.

lunes, enero 26, 2015

Hay que...

Hay que ser muy valiente
[kamikaze]
[ingenua]
para hacerle caso al corazón.

Muy valiente para despertar sin ti a mi lado
y no pensar que así estoy mejor
[tú decides esa ausencia].
Muy valiente para no pensar
y saber que tu ausencia es mi presencia.
Muy valiente para mirar
y no ver que la nuestra es una historia con fecha de caducidad.
Muy valiente para seguir intentando
que el mar quepa en mi cubo de arena.
Muy valiente para no decir esas letras
que dejan atrás nuestro universo de mentira.
Muy valiente para saber que lo que ya es un hecho
permanezca, un rato más, agazapado entre los sueños que fuimos.